cabeAEBM
cabecera15

Miércoles, 30 Diciembre 2020

DIAGNÓSTICO PRECOZ DE CARCINOMA VESICAL POR OBSERVACIÓN DE CÉLULAS NO HABITUALES EN SEDIMENTO URINARIO

Escrito por Guillermo Velasco de Cos | Germán Moreno de Juan | Clara Esparza del Valle

Figura 1. Imágenes tomadas en contraste de fases (oc x10, obj x40). A) Células agrupadas en nidos y con gran desproporción en el tamaño nuclear.  B) Células con importante desproporción núcleo citoplasma.

El cáncer de vejiga es el quinto más frecuente en el hombre de países desarrollados, el principal factor desencadenante es el hábito tabáquico. 

Los tratamientos varían mucho dependiendo del estadío en el que se encuentra el paciente, desde la simple resección transuretral, e instilaciones de BCG intravesicales a protocolos con quimioterapia adyuvante o cistectomía en los casos de mayor gravedad. La supervivencia y la calidad de vida del paciente dependen en gran medida de un diagnóstico precoz.
La incidencia es mayor en hombres que en mujeres. A nivel mundial, los datos reflejan 4 casos en varones por cada mujer, y en España la cifra aumenta hasta 7.

Presentamos el caso de un paciente de 63 años que acude a urgencias por infecciones del tracto urinario de repetición. Al ingreso se realiza un primer sedimento urinario que presenta las siguientes alteraciones: Glucosa: ++++, esterasa leucocitaria: +, hemoglobina: +, leucocitos: 60-80/c y bacteriuria abundante. Presenta además una PCR de 24,9 mg/dl y picos febriles desde hace varios días. Se ingresa para estudio con un diagnóstico de prostatitis y se inicia tratamiento antibiótico.  

Tras dos días de ingreso la infección se resuelve y en un nuevo sedimento urinario se constata la desaparición de la bacteriuria. Sin embargo, se visualiza una abundante leucocituria y células anormales en el sedimento urinario.  

Las características más destacables de las células observadas son:
-    Formación de nidos
-    Anormal proporción núcleo citoplasma
-    Presencia de nucleolos

En el informe indicamos la recomendación de hacer una solicitud de citología de orina a anatomía patológica ante la posible malignidad de las células observadas. Al día siguiente se realiza la citología de orina confirmando la malignidad de las células y su origen vesical.

Se cita al paciente para la realización de una cistoscopia y en la misma se observa una lesión papilar de aspecto polipoideo confirmando la neoformación vesical.  

Se programa una intervención quirúrgica donde se realiza una resección transuretral clasificándose el tumor como un carcinoma urotelial papilar de grado dos moderadamente diferenciado y que infiltra la lámina propia (figura 2).

imagen2Figura 2. A) Tinción HE (10x). Se aprecia un patrón arquitectural complejo observándose fusión entre papilas, característico de lesiones de alto grado. B y C) Tinción HE (20x y 40x). A mayor aumento observamos células con núcleos redondeados, hipercromáticos, con ligero pleomorfismo y desorganización celular. Destaca la presencia de mitosis atípicas (*) y restos apoptóticos. Los hallazgos histológicos son compatibles con un Carcinoma urotelial papilar (G2) moderadamente diferenciado.

En el análisis rutinario del sedimento, no se puede confirmar la presencia de células malignas, ya que no se suele disponer de las tinciones adecuadas y las células se observan en fresco, sin embargo el hallazgo temprano de células sospechosas y su correcta derivación al servicio de anatomía patológica permiten realizar un diagnóstico temprano mejorando la calidad de vida y la supervivencia del paciente. 

BIBLIOGRAFÍA
  1. Lorence Prado D, Fernández Aceñero M, Criado Gómez L, Aguirregoicoa García E, Rodríguez Piñero A, Navarro Sebastián J et al. Desarrollo de un protocolo para la derivación de los pacientes con células atípicas en el sedimento urinario: experiencia del hospital de Móstoles. Revista del Laboratorio Clínico. 2009;2(2):87-93.
  2. Dalet Escribá F. Sedimento urinario. Madrid: AEFA; 2000.
  3. Antoni S, Ferlay J, Soerjomataram I, Znaor A, Jemal A, Bray F. Bladder Cancer Incidence and Mortality: A Global Overview and Recent Trends. European Urology. 2017;71(1):96-108.

DESCARGAR PDF

Autores

Deja un comentario

Por favor autentifícate como usuario para dejar un comentario.