cabeAEBM
cabecera11

Monday, 30 September 2019

LÍNEA EDITORIAL DE NUESTRA REVISTA

Written by Editores de la revista, Posted in Volumen11

¿La curiosidad mató al gato?

En nuestra profesión, la curiosidad científica es algo inherente y casi imprescindible para disfrutar de su ejercicio. El deseo de averiguar la causa de algo que no entra dentro de la normalidad, constituye el motor que nos permite abandonar nuestros límites, dispuestos a explorar y conocer más sobre el tema en busca de una respuesta.
 
El laboratorio nos ofrece la oportunidad de utilizar la curiosidad a modo de herramienta para encontrar respuestas y a la vez expandir el conocimiento y experiencia adquiridos a nuestro entorno.
Esta cualidad que nos lleva (o debería llevarnos) a preguntarnos constantemente “por qué “, no es otra cosa que la premisa básica que viene sustentando al método científico desde sus primeros pasos con Galileo.

Otra ventaja añadida es que el proceso de investigar, nos ayuda a no olvidar.

Los seres humanos somos esencialmente curiosos, y esa virtud ha favorecido el descubrimiento de grandes inventos, como la penicilina por el gran Alexander Fleming, o la radioactividad que le valió el Premio Nobel a Marie Curie. Si bien muchos pensaréis que estos descubrimientos fueron fruto de la casualidad y no de la curiosidad, he de decir que es necesario tener la voluntad y la disposición para explicar lo que a priori no entendemos, de otra manera el hallazgo no pasa de ser un suceso anecdótico que se pierde en el olvido.

Albert Einstein afirmaba: “No tengo un talento especial, solo soy apasionadamente curioso”.

Desde Laboratory Medicine at a glance queremos exprimir vuestra curiosidad científica. Queremos fomentar la investigación de todo lo que no encaja, que compartáis con nosotros vuestras imágenes más curiosas para que aprendamos todos, para servir de inspiración a otros.

Citando a Arnold Edinborough, periodista inglés, “La curiosidad es la base misma de la educación, y si me dicen que la curiosidad mató al gato, digo solamente que el gato murió noblemente”.
 

About the Author

Leave a comment

Please login to leave a comment.